En este momento estás viendo Consecuencias de la contaminación acústica

Consecuencias de la contaminación acústica

Enfermedades cardiovasculares, hipertensión, trastorno del sueño, o sordera inducida, son enfermedades que surgen como consecuencias de la contaminación acústica. Una de las soluciones podría pasar por el endurecimiento de la normativa en materia de aislamiento acústico.

España es, junto a Japón, el país con mayor índice de población del mundo expuesta a altos niveles de ruido. Alrededor de 9 millones de españoles sufren niveles medios de más de 65 decibelios (dBA), una cifra realmente preocupante que debe reducirse. Según revela la Asociación de Fabricantes Españoles de Lanas Minerales (Afelma), esto se debe en gran medida, a la escasa exigencia a nivel normativo para que los edificios cuenten con un aislamiento acústico adecuado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en octubre de 2018 una nueva guía del ruido, en la que bajaba los umbrales de exposición al ruido considerados como saludables. En esta nueva guía, se instó a reducir los niveles por debajo de 53 decibelios durante el día y 45 por la noche para el tráfico rodado, considerada la principal causa de contaminación acústica; y en España cerca de 9 millones de personas soportan niveles de ruido superiores a los recomendados en horario diurno.

Consecuencias de la contaminación acústica en España

Y es que, según los datos de la encuesta del INE sobre Condiciones de Vida (2018), el ruido procedente de vecinos o del exterior es un problema para el 17% del total de hogares a nivel nacional, o lo que equivale a 3.150.000 hogares. En términos porcentuales estaríamos hablando de que en Madrid el problema asciende al 23% de los hogares, en Navarra al 26,4%, en la Comunidad Valenciana al 25%, en País Vasco al 21% y en Baleares y en Andalucía al 18,7%.

Se ha documentado cierta relación entre la contaminación acústica y el riesgo de padecer HTA, angina de pecho o un infarto agudo de miocardio. Esto se debe a una activación de hormonas nerviosas, que va a provocar el aumento de la tensión arterial o la vasoconstricción, entre otras. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud, el exceso de ruido interfiere con las actividades diarias en el hogar, el trabajo y la escuela, reduciendo el rendimiento y provocando cambios de carácter y, también, advierte de que puede causar trastornos del sueño, efectos cardiovasculares y también psicológicos y fisiológicos. 

El presidente de Afelma, Oscar del Río, ha asegurado, “el retraso en la mejora de la normativa en España se traduce en un elevado porcentaje de viviendas con malas prestaciones acústicas. Si tenemos en cuenta el año de construcción, un 68% de las viviendas están construidas sin exigencias acústicas. Este porcentaje se eleva al 93% si se tienen en cuenta las viviendas construidas antes de la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE)”.

AISLASUR es una empresa de referencia con décadas de experiencia en la solución de la contaminación acústica. Hable con nosotros: CONTACTAR

Fuente: ecoconstruccion.net

Deja una respuesta

diecinueve − 6 =