En este momento estás viendo ¿Qué es una passivhaus?

¿Qué es una passivhaus?

Como hemos recogido en anteriores artículos de nuestro blog, ahora que la Agenda 2030 del Gobierno y los fondos europeos Next Generation ponen en valor la suma importancia del correcto aislamiento de viviendas y otros muchos espacios, vuelve a estar de rabiosa actualidad el concepto passivhaus, pero realmente… ¿qué es una passivhaus?

Definición de passivhaus

Passivhaus (del alemán casa pasiva, y del inglés passive house standard) es un estándar para la construcción de viviendas originado a partir de una conversación (en mayo de 1988) entre los profesores Bo Adamson de la Lund University, Suecia, y Wolfgang Feist del Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Vivienda y Medio Ambiente​).

Se basa en levantar construcciones que cuenten un estudiado diseño bioclimático, es decir, con gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de aprovechar la energía del sol para una mejor climatización, reduciendo el consumo energético en el orden de un 70 % (sobre las construcciones convencionales).

El diseño bioclimático de las viviendas permite que exista una coherencia entre la energía que necesita cada estancia y el uso que se le va a dar, teniendo en cuenta:

  • El lugar.
  • La climatología.
  • La ubicación.
  • El emplazamiento.

Esto significa que no tienen las mismas necesidades estancias como el salón o los dormitorios donde se busca un entorno más cálido que la cocina o los baños.

Estas conclusiones fueron desarrolladas a partir de numerosas investigaciones, con financiación del estado Alemán de Hesse.

Consumo de una passivhaus

La casa Passivhaus tiene, por tanto, un consumo muy bajo de energía para calefacción y refrigeración. Comparado con la normativa vigente actual en Alemania, gasta aprox. un 80% menos de energía para su acondicionamiento térmico. En el caso de Passivhaus España, y ya que nuestro país tiene un clima menos severo, se podría llegar a una mejora del 60% respecto al consumo estándar de un edificio nuevo, y se conseguiría así la mejor clasificación energética posible: clase A.

Según la definición del proyecto de investigación europeo “Passive-on”, la casa Passivhaus en clima mediterráneo tiene que cumplir las siguientes condiciones:

  • Demanda máxima de energía útil para calefacción, 15 kWh/m²año.
  • Demanda máxima de energía útil para refrigeración, 15 kWh/m²año.
  • La envolvente del edificio debe tener una estanqueidad igual o menor de 0,6 volúmenes/h (medida con una presión de 50 Pascales).
  • Consumo máximo de energía primaria para calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria (ACS) y electricidad, 60 kWh/m²año.

AISLASUR, empresa referente en aislamiento del sur de España.

Deja una respuesta

18 + catorce =