En este momento estás viendo Cómo aislar un sótano

Cómo aislar un sótano

Al considerar el aislamiento de un hogar o local, se suele pensar en el aislamiento del sótano como algo secundario o posterior. Es posible que sean lugares menos transitados que el resto de la construcción, sin embargo, tanto si vamos a darle uso frecuente como si no, evitaremos posibles problemas si lo aislamos adecuadamente.

Para ello, repasaremos como aislar paredes y techos.

Aislar las paredes del sótano

Aislar las paredes de su sótano es una tarea bastante sencilla, en principio. El objetivo es conseguir que, independientemente de las condiciones climatológicas del exterior, el interior mantenga siempre una temperatura constante. Además, como es habitual en los materiales disponibles en el mercado, conseguiremos paralelamente aislar también del ruido exterior.

Aislar un sótano no tendría ninguna diferencia sustancial con aislar cualquier otra habitación, excepto que debemos ser más precavidos a la hora de revisar las paredes en busca de posibles grietas o desperfectos por donde pudiera haber filtraciones de humedad. Si encontráramos alguna, subsanaríamos ésta antes de instalar las placas aislantes.

Los sótanos también son espacios con presencia a la vista de conductos de cableado y fontanería. Nos debemos asegurar el fácil acceso a éstos no cubriéndolos de manera especialmente definitiva.

Una vez tomadas estas precauciones, podemos instalar las placas de PYL o poliestireno, y una vez colocadas convenientemente, aplicarles el correspondiente acabado al gusto del propietario.

Aislar el techo del sótano

De la misma manera que debemos evitar el cegado total de los conductos para cableado y fontanería en paredes, también debemos tenerlos en cuenta en el aislamiento del techo, preparando algún tipo de trampillas o entradas similares por si nos pudiera hacer falta acceso a una reparación en el futuro.

También es habitual que los sótanos no presenten techos excesivamente altos. Tenga en cuenta este factor porque el aislamiento del techo bajará aún más la altura, y quizá no quiera tener un espacio incómodo al tránsito.

Por último, también es posible, que al aislar el techo del sótano además de las paredes, el espacio se mantenga siempre más fresco que el resto de la construcción. Si esa es su intención, adelante, pero no olvide tenerlo en cuenta.

Deja una respuesta

uno × cinco =